¿Qué enfermedades previenen los gatos?


Los gatos y las enfermedades que previenen

Los gatos son animales fascinantes que pueden proporcionarnos compañía y amor durante muchos años. Además, los gatos pueden ayudarnos a prevenir algunas enfermedades. En este artículo, vamos a explorar algunas de las enfermedades que los gatos pueden prevenir.

Enfermedades respiratorias

Los gatos pueden ayudarnos a prevenir enfermedades respiratorias, como la gripe, el resfriado y la neumonía. Esto se debe a que los gatos tienen un sistema inmunológico fuerte que puede ayudar a combatir los virus y las bacterias que causan estas enfermedades. Además, los gatos pueden ayudar a limpiar el aire de nuestros hogares, eliminando el polvo y los alérgenos que pueden desencadenar problemas respiratorios.

Enfermedades cardíacas

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades cardíacas. Esto se debe a que los gatos son animales activos que ayudan a mantener nuestro corazón sano. Además, los gatos pueden ayudar a reducir los niveles de estrés, que pueden ser un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Enfermedades mentales

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades mentales, como la depresión y la ansiedad. Esto se debe a que los gatos pueden proporcionarnos compañía y apoyo emocional. Además, los gatos pueden ayudarnos a reducir el estrés, que puede ser un factor de riesgo para las enfermedades mentales.

Enfermedades de la piel

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades de la piel, como el eccema y la psoriasis. Esto se debe a que los gatos ayudan a eliminar las células muertas de la piel, lo que puede ayudar a reducir la irritación y la inflamación. Además, los gatos pueden ayudar a mantener la piel hidratada, lo que puede ayudar a prevenir la sequedad y el agrietamiento.

Enfermedades del sistema inmunológico

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades del sistema inmunológico, como la artritis y la esclerosis múltiple. Esto se debe a que los gatos ayudan a estimular el sistema inmunológico. Además, los gatos pueden ayudar a reducir la inflamación, que puede ser un factor de riesgo para estas enfermedades.

Enfermedades autoinmunes

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades autoinmunes, como la diabetes y la enfermedad de Crohn. Esto se debe a que los gatos ayudan a regular el sistema inmunológico. Además, los gatos pueden ayudar a reducir el estrés, que puede ser un factor de riesgo para estas enfermedades.

Enfermedades oculares

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades oculares, como la catarata y el glaucoma. Esto se debe a que los gatos ayudan a mantener los ojos limpios y sanos. Además, los gatos pueden ayudar a reducir la inflamación, que puede ser un factor de riesgo para estas enfermedades.

Enfermedades dentales

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades dentales, como la caries y la enfermedad de las encías. Esto se debe a que los gatos ayudan a eliminar la placa y el sarro de los dientes. Además, los gatos pueden ayudar a reducir la inflamación, que puede ser un factor de riesgo para estas enfermedades.

Enfermedades gastrointestinales

Los gatos también pueden ayudarnos a prevenir enfermedades gastrointestinales, como la indigestión y el estreñimiento. Esto se debe a que los gatos ayudan a regular el sistema digestivo. Además, los gatos pueden ayudar a reducir la inflamación, que puede ser un factor de riesgo para estas enfermedades.

Otros beneficios de tener un gato

Además de ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades, tener un gato también puede tener otros beneficios para la salud, como:

  • Disminución del estrés

Los gatos pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Un estudio realizado en 2015 encontró que los propietarios de gatos tenían niveles más bajos de cortisol, una hormona del estrés, que los propietarios de perros.

  • Reducción de la presión arterial

Otro estudio, realizado en 2008, encontró que los propietarios de gatos tenían niveles más bajos de presión arterial que los propietarios de perros.

  • Mejora del estado de ánimo

Los gatos pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo y reducir la depresión. Un estudio realizado en 2016 encontró que los propietarios de gatos tenían niveles más altos de serotonina, una hormona del estado de ánimo, que los propietarios de perros.

Conclusiones

Los gatos son animales que pueden ayudar a prevenir la transmisión de una amplia gama de enfermedades, tanto a los humanos como a otros animales. Además, tener un gato también puede tener otros beneficios para la salud, como la disminución del estrés, la reducción de la presión arterial y la mejora del estado de ánimo.

Comentarios

Sin comentarios aún

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies