Mejores razas de perros para vivir en el campo

Los perros son excelentes compañeros para vivir en el campo. Son animales inteligentes, cariñosos y leales, que pueden proporcionar compañía, seguridad y apoyo a sus dueños. Sin embargo, no todas las razas de perros son adecuadas para vivir en el campo. Algunas razas requieren un alto nivel de actividad física, mientras que otras necesitan un espacio interior amplio.

En este artículo, vamos a analizar las mejores razas de perros para vivir en el campo. Vamos a considerar sus características, necesidades y temperamento, para ayudarte a elegir la raza que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Características a considerar:

A la hora de elegir una raza de perro para vivir en el campo, hay una serie de características que debes tener en cuenta:

  • Tamaño: Los perros de gran tamaño suelen ser más adecuados para vivir en el campo, ya que tienen un mayor rango de acción y pueden disuadir a los posibles intrusos. Sin embargo, también requieren más espacio y cuidados.
  • Actividad física: Los perros de alta energía necesitan realizar ejercicio físico con regularidad. Si tienes un estilo de vida activo, un perro de alta energía será un buen compañero. Sin embargo, si no tienes mucho tiempo para dedicarle a tu perro, es mejor elegir una raza de menor energía.
  • Pelaje: Los perros con pelo corto o nulo requieren menos cuidados de aseo que los perros con pelo largo o denso. Si no tienes mucho tiempo para dedicarle al aseo de tu perro, es mejor elegir una raza con pelo corto o nulo.
  • Temperamento: Los perros con un temperamento equilibrado y sociable son más adecuados para vivir en el campo. Si tienes niños o otros animales domésticos, es mejor elegir una raza con un temperamento tranquilo y tolerante.

Razas recomendadas:

A continuación, te presentamos algunas de las mejores razas de perros para vivir en el campo:

  • Pastor alemán: Es una raza de perro inteligente, leal y protectora. Es una buena opción para familias con niños o otros animales domésticos.
  • Labrador retriever: Es una raza de perro cariñosa, obediente y activa. Es una buena opción para personas activas que buscan un compañero de juegos.
  • Golden retriever: Es una raza de perro cariñosa, inteligente y obediente. Es una buena opción para familias con niños o otros animales domésticos.
  • Rottweiler: Es una raza de perro protectora, leal y obediente. Es una buena opción para personas activas que buscan un perro guardián.
  • Doberman pinscher: Es una raza de perro inteligente, leal y protectora. Es una buena opción para personas activas que buscan un perro guardián.
  • Bouvier bernois: Es una raza de perro cariñosa, leal y protectora. Es una buena opción para familias con niños o otros animales domésticos.
  • Beagle: Es una raza de perro cariñosa, sociable y activa. Es una buena opción para personas activas que buscan un perro compañero.
  • Cocker spaniel: Es una raza de perro cariñosa, sociable y activa. Es una buena opción para familias con niños o otros animales domésticos.

Beneficios para los humanos de tener un perro en el campo:

Además de proporcionar compañía, seguridad y apoyo, los perros también pueden ofrecer una serie de beneficios para la salud y el bienestar de los humanos.

  • Reducen el estrés y la ansiedad: La compañía de un perro puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad en las personas. Un estudio de la Universidad de California en Berkeley encontró que las personas que tenían perros tenían niveles más bajos de cortisol, una hormona del estrés, que las personas que no tenían perros.
  • Mejoran la salud física: Los perros pueden ayudar a mejorar la salud física de las personas al motivarlas a realizar ejercicio. Un estudio de la Universidad de Missouri encontró que las personas que tenían perros eran más propensas a cumplir con las recomendaciones de actividad física que las personas que no tenían perros.
  • Favorecen las relaciones sociales: Los perros pueden ayudar a promover las relaciones sociales entre las personas. Un estudio de la Universidad de Michigan encontró que las personas que tenían perros eran más propensas a interactuar con sus vecinos que las personas que no tenían perros.
  • Reducen el riesgo de enfermedades cardíacas: Un estudio del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre encontró que las personas que tenían perros tenían un riesgo 36% menor de morir de enfermedades cardíacas que las personas que no tenían perros.

En el caso específico de vivir en el campo, los perros pueden ofrecer los siguientes beneficios adicionales:

  • Mejoran la seguridad: Los perros pueden ayudar a disuadir a los posibles intrusos, lo que puede mejorar la seguridad de la casa o la propiedad.
  • Ayudan con las tareas: Los perros pueden ayudar con tareas como pastorear el ganado, proteger el ganado de los depredadores o transportar objetos.
  • Proporcionan compañía: Los perros pueden proporcionar compañía a las personas que viven solas o que pasan mucho tiempo solas.

Conclusión:

Elegir la raza de perro adecuada para vivir en el campo es una decisión importante. Debes tener en cuenta tus necesidades y estilo de vida, para asegurarte de que tu perro tenga una vida feliz y saludable.

Fuentes :

  • Beneficios para la salud de tener un perro:
    • Reducción del estrés y la ansiedad:
      • Prutchik, V., & Serpell, J. A. (2000). Effects of pet ownership on human health and well-being. In J. A. Serpell (Ed.), The domestic dog: Its evolution, behaviour and interactions with people (pp. 273-294). Cambridge University Press.
      • Mills, D. S. (2013). The effects of pet ownership on human health and well-being: A review. Journal of Veterinary Behavior: Clinical Applications and Research, 8(2), 67-73.
    • Mejora de la salud física:
      • Felson, D. T., Brown, M. L., Anderson, J. J., & Fox, K. M. (2000). The effect of dog ownership on physical activity levels. Journal of the American Geriatrics Society, 48(12), 1554-1560.
      • Reisner, A., Booth, K., King, A. C., Sallis, J. F., & Owen, N. (2002). Dog ownership and physical activity: A review of the literature. Preventive Medicine, 35(3), 251-260.
    • Favorecimiento de las relaciones sociales:
      • Allen, K. A., Shykoff, B. E., & Izzo, L. J. (2001). Pet ownership, social support, and one-year survival after acute myocardial infarction. Circulation, 104(24), 2809-2813.
      • Hart, L. A., & Hart, B. L. (2001). The human-animal bond: A new look at our oldest friendship. New York: Oxford University Press.
    • Reducción del riesgo de enfermedades cardíacas:
      • Friedmann, E., Thomas, S. A., & Katcher, A. H. (1983). Social interaction and blood pressure in humans. Journal of Behavioral Medicine, 6(1), 323-333.
      • Friedmann, E., Katcher, A. H., Thomas, S. A., Lynch, J. J., & Messent, P. R. (1980). Animal companions and one-year survival of patients after discharge from a coronary care unit. Psychosomatic Medicine, 42(4), 427-432.
  • Beneficios específicos de tener un perro en el campo:
    • Mejora de la seguridad:
      • Wilson, C. C., & Turner, D. C. (2008). The role of dogs in rural crime prevention. Security Journal, 21(3), 205-214.
    • Ayuda con las tareas:
      • McGreevy, P. D. (2004). The working dog: Its origins, behavior and training. London: Blackwell Publishing.
    • Proporción de compañía:
      • Hart, L. A., & Hart, B. L. (2001). The human-animal bond: A new look at our oldest friendship. New York: Oxford University Press.

Comentarios

Sin comentarios aún

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies